DonateNow
Stay tuned for something new!
In the coming months, MISF Media will launch a redesigned website. In the meantime, continue to check here for new editions of the "Honduras News in Review" and "Remembering 25 Years Ago" features.
Human Rights
in the Global Community
Overview
Global Bodies & Treaties
Current Issues
Human Rights–War on Terror News Update
Human Rights in Honduras
Overview
History
Current Issues
Honduras News in Review
Remembering 25 Years Ago
Search the Site:
Updated 10/02/2008

Recordando hace 25 años—Julio de 1983

1 de julio

José Amílcar Maradiaga, campesino hondureño de 43 años, es capturado en Jacaleapa (El Paraíso) en una operación conjunta de fuerzas de la contra y el batallón 3-16. La última vez que se conoce su paradero —según un informe del ejército hondureño fechado el 30 de noviembre de 1984—, se encuentra secretamente retenido junto con otros desaparecidos en el Centro Regional de Entrenamiento Militar financiado por los EEUU. (Ver la edición de junio de 1983). El informe expresa cierta preocupación por las insistentes preguntas que están haciendo los grupos de derechos humanos y recomienda el traslado de los prisioneros.

Fuentes
"Honduras, los hechos hablan por sí mismos”. Informe Preliminar de Comisionado Nacional para la protección de los Derechos Humanos en Honduras. Human Rights Watch, julio del 94

"Estados predadores: la Operación Cóndor y la guerra encubierta en Latinoamérica". J. Patrice McSherry. Rowman & Littlefield; 2005

"Informe Especial". Fuerzas Armada de Honduras, Centro Regional de Entrenamiento Militar (CREM); 30 de noviembre de 1984.


21 de julio

En un puesto fronterizo entre Nicaragua y Honduras son interceptados el activista Luis Manuel Figueroa Guillén y sus dos hijas por un agente de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI), que les acusa de portar pasaportes falsos y "material subversivo en forma de discos de música nicaragüense", y los entrega a las fuerzas de seguridad pública (FUSEP)

Las hijas son liberadas, pero Figueroa es trasladado a una casa donde cinco hombres con acento nicaragüense le someten a malos tratos, y después le transfieren al cuartel local de las FUSEP, donde pasa la noche esposado. Al día siguiente lo llevan a cuartel regional de la DNI en Choluteca, donde el mayor Dimas Carvajal Gómez ordena a dos oficiales que lo torturen. El mismo día lo llevan a otro lugar donde lo tortura José Marcos Hernández por orden de Juan Blas Salazar Meza, con el supuesto objetivo de conseguir que firme la confesión de varios delitos.

El 8 de agosto de 1983, Figueroa comparece ante un tribunal que lo acusa de actividades antigubernamentales, aunque seguidamente es liberado. Doce años después, el 7 de noviembre de 1995, la fiscal pública para asuntos de derechos humanos Sonia Dubon acusa de detención ilegal y torturas a seis oficiales militares, entre ellos Salazar, Hernández, Carvajal y Germán Antonio McNeill, el agente de la DNI que interceptó a Figueroa en la frontera. Nueve años más tarde, en agosto de 2004, Salazar Meza, Hernández y McNeill son declarados culpables y sentenciados a un año y ocho meses de prisión. Carvajal no pudo ser condenado porque había fallecido.

Fuentes
"Condenan a Juan Blas Salazar". Rodolfo Isaula. El Heraldo; 5 de agosto de 2004.

 "Oficiales acusados de tortura" The Patriot Ledger (Quincy, Mass); 8 de noviembre de 1995.

Para leer ediciones pasadas, ir al archivo de "Recordando hace 25 años".