DonateNow
Stay tuned for something new!
In the coming months, MISF Media will launch a redesigned website. In the meantime, continue to check here for new editions of the "Honduras News in Review" and "Remembering 25 Years Ago" features.
Human Rights
in the Global Community
Overview
Global Bodies & Treaties
Current Issues
Human Rights–War on Terror News Update
Human Rights in Honduras
Overview
History
Current Issues
Honduras News in Review
Remembering 25 Years Ago
Search the Site:
Updated 12/10/2008

Recordando hace 25 años—Noviembre de 1983

5 de noviembre

La embajada de EEUU en Tegucigalpa envía al Departamento de Estado un borrador de informe que trata de los derechos humanos en Honduras durante el año 1983. El informe admite que hasta octubre se han producido al menos 10 muertes “posiblemente de índole política”, y un número equivalente de desapariciones, aunque minimiza las circunstancias. Niega que el gobierno tenga relación alguna con los asesinatos políticos, y por el contrario los atribuye a “cierta combinación de rivalidad personal y política en zonas rurales”. El informe incluye una declaración que resta importancia las denuncias de desapariciones forzadas: “Los funcionarios estatales descubren a menudo que muchas de estas personas ‘desaparecidas’ podrían estar implicados en actividades guerrilleras en Nicaragua o Cuba o bien haberse marchado por razones personales”. Aún así, de forma un tanto contradictoria, también señala que “Durante el año ha habido varios casos en los que se ha descubierto que algunas personas desaparecidas estaban en manos de las fuerzas de seguridad, tanto para ser procesados o liberados, después de que desde instancias oficiales se negara repetidamente la detención de esa persona.

La práctica de torturas también se reconoce, pero hasta cierto punto se minimiza: “Los prisioneros afirman con frecuencia haber sido torturados, y aunque muchas veces sus alegaciones no pueden demostrarse y podrían nacer del deseo de contradecir una confesión previa, algunas personas han presentado pruebas físicas. El tratamiento severo de los detenidos –que rara vez puede considerarse ‘tortura’-, incluyendo ciertos abusos físicos y privación de alimento durante cortos periodos, parece producirse con cierta frecuencia”.

Fuente

“1983 Human Rights Report.” Informe confidencial, telegrama n°12188  de la Embajada de EEUU en Tegucigalpa al Secretario de Estado en Washington, DC. 5 de noviembre de 1983.


26 de noviembre

El General Gustavo Álvarez Martínez, jefe de las fuerzas armadas hondureñas, envía una carta secreta al director de los servicios secretos, Teniente Coronel Juan López Grijalba, instruyéndole, entre otras cosas, para que ordene a dos unidades especiales ¬–el Escuadrón de Fuerzas Especiales y el Centro Regional de Entrenamiento Militar (CREM)- que trasladen a dos prisioneros a un nuevo centro de detención. El CREM, un campo de entrenamiento fundado por Estados Unidos con personal estadounidense, se estableció en junio de 1983 para proporcionar instrucción contra la insurgencia a soldados salvadoreños y hondureños. No obstante, las pruebas indican que también opera como centro de detención clandestino. Un año después, según un informe militar fechado el 30 de noviembre de 1984, sigue habiendo 20 prisioneros en el campo.


Fuentes

OFICIO JFFAA-No6479-83. Jefatura de las Fuerzas Armadas de la República de Honduras, Secreto. 26 de noviembre de 1983.

"Informe Especial." Fuerzas Armada de Honduras, Centro Regional de Entrenamiento Militar (CREM). 30 de noviembre de 1984.